google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

Cultura Organizacional. El ethos de las empresas exitosas


¿Ethos en la empresa?
 
Greek_Temple.JPGPor Carlos Ruiz González 

La palabra Ethos viene del griego antiguo “costumbre” o “hábito”. La definición contemporánea que tenemos es “el carácter o valores fundamentales de una persona, personas, cultura o movimiento”.

Desde la empresa podemos decir que el ethos de la misma es el conjunto de valores y creencias que conforman la cultura de la misma. Por eso afirmamos que sí hay un ethos en la empresa, y no sólo existe, sino que va conformando el modo de ser (y de hacer) las cosas en ella.

 

Así, encontraremos a empresas que creen, viven y comparten fuertemente el valor de la calidad: en su persona, en su trabajo, en sus productos, lo que hace que le den una importancia suprema a la calidad.

Henry Mintzberg en su libro “Strategic Safary”, señala que los que describieron esta escuela de pensamiento (la estrategia como cultura, o mejor dicho la estrategia como producto de la cultura) fueron Rhenman y Normann en Suecia a finales de los años 60 y principios de los 70, y por supuesto, Tom Peters y Robert Waterman (en 1982). Como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, Peters y Waterman escribieron en 1982 “En Busca de la Excelencia”, donde hacen un especial énfasis en la cultura de las empresas exitosas.

Peters y Waterman encontraron ocho principios, ocho “temas” comunes a las empresas consideradas exitosas e identificaron que estos principios eran la causa del éxito de las mismas. En el libro dedican un capítulo a cada uno de estos principios:

   1. Predisposición a la acción (A bias for action, active decision making - 'getting on with it').
   2. Cerca del Consumidor (Close to the customer - learning from the people served by the business).
   3. Autonomía y Espíritu emprendedor (Autonomy and entrepreneurship - fostering innovation and nurturing 'champions').
   4. Productividad por medio de la gente (Productivity through people- treating rank and file employees as a source of quality).
   5. Manos a la obra, conducidos por el valor (Hands-on, value-driven - management philosophy that guides everyday practice - management showing its commitment).
   6. Aferrados a lo que conocemos (Stick to the knitting - stay with the business that you know).
   7. Sencillo, con poca plantilla (Simple form, lean staff - some of the best companies have minimal HQ staff).
   8. Capacidad para ser a la vez flexible y estricto (Simultaneous loose-tight properties - autonomy in shop-floor activities plus centralized values).

Ya se ve que, unos más, otros menos, pero todos estos “principios” tienen que ver con la cultura, ese conjunto de creencias y valores compartidos en la empresa, cultura que, no olvidemos, proviene etimológicamente de cultivo, esa tierra fértil donde crecen y florecen las plantas, en nuestro caso los comportamientos.

Wikipedia incluye una muy completa definición: “La cultura es el conjunto de todas las formas, los modelos o los patrones, explícitos o implícitos, a través de los cuales una sociedad regula el comportamiento de las personas que la conforman. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias”.

En cuanto a la escuela de pensamiento que toma a la cultura como base de la estrategia, Mintzberg (op. cit.) señala los siguientes principios (que la diferencian de las demás y la definen):

   1. La formación de la estrategia es un proceso de interacción social, basada en creencias y entendimientos compartidos por los miembros de una organización.
   2. Un individuo adquiere estas creencias a través de un proceso de culturización o socialización.
   3. Los miembros de una organización pueden, por tanto, describir las creencias que subyacen en su cultura tan sólo de manera parcial.
   4. La estrategia es, por tanto, mejor descrita que reflexionada.

De lo anteriormente expuesto se infiere que sí hay ethos en la empresa, y si existe en mayor o menor grado esa cultura –ese ethos- puede ser buena (si propone valores positivos) o mala (si fomenta valores negativos) pero siempre existe.  A veces explícitamente, a veces implícitamente, en cuyo caso puede inferirse observando comportamientos.

Podemos entonces pensar en la empresa como un grupo de personas que forman una comunidad que es capaz de dar sentido de identidad y pertenencia a sus empleados a través de un ethos muy particular. Y a medida en que mayor sea la calidad moral de ese ethos, mayor valor humano agregado se generará, y por consiguiente, más y mejor se desarrollarán las personas, los miembros de esa comunidad que es la empresa.

17 de marzo de 2010

* El autor es profesor del Área Académica de Política de Empresa en IPADE Business School.

..................................................

Fuente: IPADE Business School 
Imagen: Greek temple 

Artículos relacionados:


- Antropología empresarial. Cómo una empresa construye su destino 
- Historia, Escuelas y Teorías de la Administración de Empresas

- Los mecanismos de transmisión de la cultura organizacional
- La función básica de la organización: Una perspectiva sociotécnica

- Cultura Organizacional: Los últimos descubrimientos de las neurociencias
- Cultura Empresarial. Artefactos, valores y supuestos

La Cultura Organizacional como componente de la Estrategia Organizacional 
- Cultura Organizacional: Los 5 niveles de compromiso emocional
- Breve historia del desarrollo del management

- Cultura Organizacional: Definiciones y Tipologías (actualizado)

- Las Diez Escuelas de Gestion Estrategica

- La Historia de un Siglo de Management

 



Tell a Friend Imaginactivo - Villarrica Cultural - EcoVillarrica - Facebook - NetworkedBlogs - Delicious - Twitter - Bitacoras.com

Etiquetas en Bitacoras.com: , , , , , , ,

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar