Acabo de salir de una reunión en donde he tenido la oportunidad de disfrutar de una conversación vibrante y apasionante sobre el universo de las webs 3.0 de la mano de Ricardo Alonso, una persona que transmite su conocimiento de una manera cercana y practica.

Su empresa, que ha lanzando el proyecto de GNOSS, está especializada en la creación de comunidades y de entornos “semánticos” en donde han logrado una extraordinaria integración entre sus webs y el terreno de los medios sociales y del posicionamiento natural en Google.

Hablando con ellos sobre la vinculación de las famosas webs 3.0 me comentaban lo mismo que ya hemos oído muchas veces: la tecnología aplicada a la información solo tiene sentido cuando replica el modelo de conocimiento humano y lo utiliza para mejorar los procesos de toma de decisión.

En una web semántica lo que importa no es tanto el objeto o el producto como los atributos del mismo. Es decir, no hablamos de coches o de relojes, hablamos de que una persona cuando quiere un coche actúa en función a un árbol de decisión la búsqueda de un coche seguro y cómodo que consuma poco y que me permita llevar a mis hijos al colegio con tranquilidad.

La riqueza de estos sistemas viene de la mano de la capacidad de integrar informaciones pertinentes para nosotros cuyos orígenes son tanto los medios, como las redes sociales u otros.

Las mejores webs de comercio electrónico como Amazon o ebay basan gran parte de su éxito a la hora de generar la experiencia en el cliente es precisamente replicar el modo en que las personas toman las decisiones… Ofrecemos un producto, aportamos la información necesaria y mostramos a los usuarios las elecciones de otros consumidores con gustos similares imitando el comportamiento de la vida real.

Desde un punto de vista gráfico, esto se trasluce en una interconexión entre nodos y centros de conocimiento que leen e interpretan todo el contenido alojado en sus servidores para crear frases y sentencias lógicas que permitan la relación de unos artículos con otros y de unos productos con otros aportando un gran valor para los consumidores.


No sé si alguno de vosotros ha desarrollado proyectos vinculados al mundo 3.0 pero creo que podría ser muy interesante  compartir vuestra experiencia en este tema.

¿Que pensáis?

Feliz fin de semana a todos,

Jesús Rebollo