google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

Estilos de Administración - Teoría X y Teoría Y

 

Por Cathy

La teoría del comportamiento trata de demostrar la variedad de estilos de administración que están a disposición del administrador. La administración de las organizaciones en general (y de las empresas en particular) esta fuertemente condicionada por los estilos que utilizan los administradores para dirigir el comportamiento de las personas. A su vez, los estilos de administración dependen, sustancialmente, de las convicciones de los administradores con respecto al comportamiento humano dentro de la organización.

Estas convicciones moldean no solo la manera de conducir las personas sino la forma como se divide el trabajo y se plantean y organizan actividades. Las organizaciones son proyectadas y administradas de acuerdo con ciertas teorías administrativas, cada una de las cuales se fundamenta en ciertas convicciones sobre la manera como se comportan las personas en las organizaciones.

Teoría X y Teoría Y

McGregor, uno de los mas famosos teóricos del enfoque del comportamiento en la administración, se preocupó por comparar dos estilos antagónicos de administrar: un estilo basado en la teoría tradicional, excesivamente mecanicista y pragmática (al que denominó teoría X), y otro estilo basado en las concepciones modernas frente al comportamiento humano (al que llamó teoría Y).

Teoría “X”

Concepción tradicional de administración, basado en convicciones erróneas e incorrectas sobre el comportamiento humano, por ejemplo:

- El hombre es indolente y perezoso por naturaleza; evita el trabajo o rinde el mínimo posible, a cambio de recompensas salariales o materiales.
- Al hombre le falta ambición; no le gusta asumir responsabilidades y prefiere ser dirigido y sentirse seguro en la dependencia.
- El hombre es fundamentalmente egocéntrico y sus objetivos personales se oponen, en general a los objetivos de la organización.
- Su propia naturaleza lo lleva a resistirse al cambio, pues busca su seguridad y pretende no asumir riesgos que lo pongan en peligro.
- Su dependencia lo hace incapaz de autocontrolarse y auto disciplinarse; necesita ser dirigido y controlado por la administración.

En función de estas concepciones y premisas respecto de la naturaleza humana, la teoría X refleja un estilo de administración estricto, rígido, y autocrático que considera a las personas como meros recursos o medios de producción y se limita a hacer que estas trabajen dentro de ciertos esquemas y estándares previamente planeados y organizados, teniendo en cuenta solo los objetivos de la organización. La administración, según la teoría X, se caracteriza por los siguientes aspectos:

- La administración es responsable de la organización de los recursos de la empresa (dinero, materiales, equipos y personas), teniendo como meta exclusiva la consecución de sus objetivos económicos.
- La administración es el proceso de dirigir los esfuerzos de las personas, incentivarlas controlar sus acciones y modificar su comportamiento para atender las necesidades de la empresa.
- Sin esta intervención activa de la dirección, las personas serian totalmente pasivas frente a las necesidades de la empresa, o aun más, se resistirán a ellas. Por tanto, las personas deben ser persuadidas, recompensadas, castigadas, coaccionadas y controladas: sus actividades deben ser estandarizadas y dirigidas en función de los objetivos y necesidades de la empresa.
- Como las personas son en primer lugar, motivadas por incentivos económicos (salarios), la empresa debe utilizar la remuneración como recompensa (para el buen trabajador) o castigo (para el empleado que no se dedique de lleno a la realización de su tarea).

La teoría X representa el estilo de administración definido por la administración científica de Taylor, por la teoría clásica de Fayol y por la burocracia de Weber, en diferentes etapas de la teoría administrativa: la manipulación de la iniciativa individual, la limitación drástica de la creatividad del individuo, la reducción de la actividad profesional, a través del método preestablecido y la rutina de trabajo.

En otros términos, la teoría X lleva a que las personas hagan exactamente aquello que la organización pretende que hagan, independientemente de sus opiniones u objetivos personales. Siempre que el administrador imponga arbitrariamente, de arriba hacia abajo, un esquema de trabajo y controle externamente el comportamiento de sus subordinados en el trabajo, esta aplicando la teoría X. En este sentido la teoría de las relaciones humanas, con su carácter demagógico y manipulador, es una aplicación suave, blanda y encubierta de la teoría X.


Teoría “Y”

Es la concepción moderna de la administración, de acuerdo con la teoría del comportamiento. La teoría Y se basa en ideas y premisas actuales, sin preconceptos con respecto a la naturaleza humana, a saber:

- El hombre promedio no muestra desagrado innato hacia el trabajo. Dependiendo de condiciones controlables, el trabajo puede ser una fuente de satisfacción y de recompensa (cuando se desempeña voluntariamente) o una fuente de castigo (cuando es evitado, siempre que sea posible, por las personas). El esfuerzo físico o mental que requiere un trabajo es tan natural como jugar o descansar.
- Las personas no son, por naturaleza, pasivas o contrarias a las necesidades de la empresa, pero pueden volverse así debido a su experiencia profesional negativa en otras empresas.
- Las personas tienen motivación, potencial de desarrollo, estándares de comportamiento adecuados y capacidad para asumir responsabilidades. El hombre debe poner la auto dirección y el autocontrol al servicio de los objetivos que le son confiados por la empresa. El control externo y la amenaza de castigo no son los únicos medios de obtener la dedicación y el esfuerzo necesarios para alcanzar los objetivos empresariales.
- El hombre promedio aprende, bajo ciertas condiciones, no solo a aceptar responsabilidades; sino también a buscarla. La evasión d la responsabilidad, la falta de ambición y la preocupación exagerada por la seguridad personal, son generalmente consecuencias de la experiencia insatisfactoria de cada uno y no una característica humana inherente a todas las personas. Ese comportamiento no es causa sino efecto d cierta experiencia negativa en alguna empresa.
- La capacidad de un alto grado de imaginación y creatividad en la solución de problemas más empresariales esta ampliamente—y no escasamente—distribuidas entre las personas. En ciertas condiciones de la vida moderna; las potenciales intelectuales del hombre solo se utilizan de manera parcial.

En función de esta concepciones y premisas con respecto a la naturaleza humana, la teoría Y desarrolla un estilo de administración muy abierto y dinámico, extremadamente democrático, a través del cual administra es el proyecto de crear oportunidades, liberar potencialidades, remover obstáculos, impulsar el crecimiento individual y proporcionar orientación referente a los objetivos.

La administración, según la teoría Y, se caracteriza por los siguientes aspectos:
La motivación, el potencial de desarrollo, la capacidad de asumir responsabilidades y dirigir el comportamiento hacia los objetivos de la empresa son factores que están presentes en las personas. No son creados por la administración, cuya responsabilidad solo se limita a proporcionar condiciones para que las personas reconozcan y desarrollen, por si mismas, tales factores.

La tarea esencial da le administración es crear condiciones organizacionales y métodos operativos para que las personas puedan alcanzar mejor sus objetivos de la empresa.


La teoría Y propone un estilo de administración altamente participativo y democrático, basado en valores humanos y sociales; la teoría X propone una administración a través de controles externos impuestos al individuo; la teoría Y es una administración por objetivos que realza la iniciativa individual. Las dos teorías de oponen entre sí.

 

Supuestos de la teoría X Supuestos de la teoría Y
Las personas son perezosas e indolentes.
Las personas rehuyen el trabajo.
Las personas evaden la responsabilidad para sentirse más seguras.
Las personas necesitan ser controladas y dirigidas.
Las personas son ingenuas y no poseen iniciativa.
Las personas se esfuerzan y gustan de estar ocupadas.
El trabajo es una actividad tan natural como divertirse o descansar.
Las personas buscan y aceptan responsabilidades y desafíos.
Las personas pueden auto motivarse y auto dirigirse.
Las personas son creativas y competentes.

 

 


La Teoría X y la Teoría Y como concepciones diferentes de la naturaleza humana.

En el fondo, la teoría X se fundamenta en una serie de suposiciones erróneas acerca el comportamiento humano y pregona un etilo de administración en que la fiscalización y el rígido control externo (representado por una variedad de medios que garantizan el cumplimiento del horario de trabajo, la exacta ejecución de las tareas a través de los métodos o de las rutinas y procedimientos operativos, la evaluación de los resultados del trabajo, las reglas y reglamentos, y las consecuentes medidas disciplinarias por desobedecerlas, etc.) constituyen mecanismos para neutralizar la desconfianza de la empresa hacia las personas que trabajan en ella, ya que por naturaleza las personas son indolentes, perezosas, rehuyen la responsabilidad y únicamente trabajan cuando solo reciben una recompensa económica (el salario).

Si el estimulo salarial desaparece, no se ejecuta el trabajo. Desde esta perspectiva, el salario debe utilizarse como recompensa para vencer la pereza y la indolencia humana (el salario debe ser mayor a medida que el resultado del trabajo sea mayor), o como castigo (el salario debe ser menor a medida que el resultado del trabajo sea menor.

No obstante, el salario es el único estimulo valido para la teoría X, pues prevalece siempre el ambiente de desconfianza, vigilancia y control, y no se ofrece a las personas ninguna posibilidad de mostrar iniciativa a escoger la manera de trabajar o realizar las tareas.

En oposición a la teoría X, McGregor propone la teoría Y, según la cual administra es esencial el proceso de crear oportunidades y liberar potencialidades, con miras al auto desarrollo de las personas.

Según la teoría Y, las condiciones impuestas por la teoría X en estos últimos cincuenta años limitaron a las personas a realizar tareas súper especializadas y manipuladas, y las ataron a empleos limitados y mecanizados por los métodos y procesos de trabajo rígidos y mecanicistas que no utilizan todas las capacidades de las personas ni estimulan la iniciativa y la aceptación de responsabilidades sino que, por el contrario, desarrollan la pasividad y eliminan todo el significado psicológico del trabajo.

Así, durante el largo periodo de predominio de la teoría X, las personas se acostumbraron a ser dirigidas, controladas y manipuladas por la empresa y a encontrar fuera del trabajo las satisfacciones a sus necesidades personales y de autorrealización.

Según McGregor, la teoría Y se aplica en las empresas a través de un estilo d dirección basado en una serie d medidas innovadoras y humanistas, entre las cuales se destacan las siguientes:
Descentralización de las decisiones y delegación de responsabilidades a fin de permitir un mayor grado de libertad para que las personas dirijan ellas mismas sus tareas, asuman los desafíos derivados de ellas y satisfagan sus necesidades de autorrealización.

Ampliación del caro para mayor significado del trabajo: en lugar de la súper especialización y la reducción de tareas, la teoría Y condujo a la ampliación del cargo a través de su organización y extensión de las actividades para que las personas puedan conocer el significado de aquello que hacen y, principalmente, puedan tener una idea de la contribución de su trabajo personal a las operaciones de la egresa como totalidad.

Participación en las decisiones y administración consultiva: cuando las personas pueden participar de algún modo en las decisiones más importantes, que las afectan directa o indirectamente se comprometerán con el alcance de los objetivos empresariales. La administración consultiva consiste en la concepción de oportunidades para que se consulten las opiniones y puntos de vista de los empleados respecto de las decisiones que serán tomadas en el nivel constitucional de la empresa.

Auto evaluación del desempeño: los programas tradicionales de evaluación del desempeño, en los cuales los jefes miden el desempeño de los subordinados como si fuese un producto que se esta inspeccionando a lo largo d una línea de montaje, deben ser sustituidos por programas de Auto evaluación del desempeño, en los que la participación de los empleados involucrados es de desempeño, en los que la participación de los empleados involucrados es de capital importancia.

Lo fundamental es lograr que las personas sean animadas a planear y evaluar su propia contribución a los objetivos empresariales y a asumir mayores responsabilidades.

Viernes 31 de julio de 2009
Publicado por cathy en 8:16

…………………….

Fuente: Blog de Cathy  
Imagen: Teorías X e Y 

Cathy:

Edad: 18
Horóscopo: Piscis
Año zodiacal: Oveja
Sector: Contabilidad
Profesión: futura administradora
Ubicación: Perú

Datos personales:
Estudio administracion y espero que los estudiantes que visiten mi blog se ayuden un poco de la información que esta en mi blog...


Algunos artículos relacionados:


- La Teoria X y la Teoria Y de Douglas McGregor  
- Douglas McGregor, el profético creador de las teorías X e Y  
- Las 8 teorías más importantes sobre la motivación  
- La Historia de un Siglo de Management  
- La teoría Z - El management al estilo japonés  
- Julen Iturbe: La empresa como factor limitante  
Empresas 1.0 ahogan la creatividad de los jovenes  
- Características 1.0 que impiden ser organizaciones 2.0  
- Los comportamientos necesarios para ser Empresa 2.0
La busqueda de eficiencia provoca deshumanizacion  
- Empresa 1.0, mercado 2.0  
- Estrategias para retener al talento humano  
- Las cuatro características del psicópata organizacional  
- Claves para enfrentar a la gente tóxica  
- Las comunicaciones manipuladoras en la organizacion  
- Chris Argyris y las rutinas defensivas de las organizaciones  
- Las 9 técnicas de manipulación usadas en las organizaciones  
- La gestión estratégica del clima laboral u organizacional  
- Errores en gestión de personas: tiempos de crisis  
- Estilos de dirección: del poder maquiavélico al liderazgo humanista  
- El estilo correcto de liderazgo    
- La Renegade Brigade y el renegade thinking para el Management 2.0  
- Gary Hamel: Sobre nuevo management, cambio e innovación  
Gary Hamel: El modelo gerencial esta obsoleto  
- El management del siglo 21 centrado en la persona  
La centralidad de La Persona dentro de la organizacion  
- El futuro del management según Gary Hamel en HiT Barcelona 2009  
- Cultura Organizacional: Definiciones y Tipologías  
- Seis enfoques y una síntesis de la Cultura Organizacional
- Comportamiento Organizacional: Culturas Confiadas versus culturas Desconfiadas    

Tell a Friend

Imaginactivo - Villarrica Cultural - EcoVillarrica - Mi Facebook - NetworkedBlogs - Delicious - Twitter

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar