google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

Herramientas prácticas para su 'cloud computing'

 

Google AppsEste artículo es un complemento perfecto para el tema tratado ayer sobre la "cloud computing". Después de la excelente visión macro que nos expuso José Antonio Fernández, ahora Ramón Pecu nos facilita un recorrido por las herramientas más populares que permiten trabajar directamente conectados en línea (y al final del post mencionamos otras).

 

Guía práctica para trabajar en la 'nube'

Por Ramón Peco (soitu.es)

El arquitecto jefe de software de Microsoft, Ray Ozzie, presentaba hace unos días la nueva estrategia de la compañía para volcarse en la denominada  computación en la nube, que en esencia no es otra cosa que ejecutar aplicaciones y guardar la información que procesamos en internet, despreocupándonos del disco duro.

 

¿Qué podemos hacer con estos programas online?

 

Prácticamente de todo: desde trabajar con documentos de texto hasta incluso editar vídeo.

Si hay algo que deja claro la gran importancia de las aplicaciones ejecutadas en la nube es la fuerte apuesta de Google al lanzar Chrome, un navegador con alma de sistema operativo que está especialmente pensado para trabajar con las aplicaciones que ejecutamos en la red. Los programas online —y no sólo los proporcionados por Google— son cada vez mejores, más rápidos y numerosos. A ello han ayudado el aumento de la velocidad de las conexiones de internet, el desarrollo de Ajax y el triunfo de dispositivos (como los ultraportátiles y los móviles inteligentes) cuyas limitadas configuraciones de hardware se llevan a las mil maravillas con estas ágiles aplicaciones.

Estas son las cuatro cosas que debes saber antes de trabajar en la nube:

¿Qué navegador y qué sistema operativo conviene utilizar?

Para trabajar online a día de hoy, por mucho que insista Google con su Chrome, el mejor navegador es Firefox. La culpa de esto la tiene su inmensa lista de complementos, los cuales son perfectos para sacar todo el partido a la nube. Sin embargo, si trabajas en distintas máquinas, e incluso con el iPhone o con cualquier aparato que le haga la competencia, todos los navegadores de última generación no deberían darte problemas para trabajar con aplicaciones ejecutadas en la red. Por otra parte, no importa el sistema operativo de tu máquina, siempre que esté actualizado, pues los desarrolladores de las tecnologías que soportan estas aplicaciones, como Adobe Air, adaptan incluso para Linux su software.

¿Cualquier conexión de internet me sirve?

Paradójicamente, si utilizas un servicio de banda ancha móvil con una transferencia de datos limitada, trabajar exclusivamente con aplicaciones online no es lo más recomendable, sobre todo si ese límite anda en torno a un gigabyte. Si utilizas un ordenador ultraportátil o portátil con estas conexiones, sigue siendo recomendable que trabajes en parte con las aplicaciones alojadas en su memoria. No obstante, si sólo usas programas para procesar texto o manejar tu agenda, no deberías tener problemas.

Necesito un poco más de potencia: ¿qué hago?


Si por nada del mundo puedes renunciar a tu paquete de ofimática de escritorio, ten en cuenta que ya existe Office Live, para la suite de Microsoft, y la herramienta Ulteo para Open Office. Ambos sirven para algo tan esencial como almacenar en la red los documentos creados con ambos programas desde el disco duro, pero puedes recurrir a muchas otras estrategias. Por ejemplo, puedes usar Flickr para almacenar y catalogar tus imágenes en la red si trabajas con frecuencia con material gráfico.

Por otra parte, si eres de los que te mueves con frecuencia y el rendimiento de las aplicaciones de la nube te defrauda, siempre cabe recurrir a las aplicaciones portátiles que se instalan en una llave USB y que pueden funcionar en casi cualquier ordenador. Predominan las de software libre, como el cliente de correo Thunderbird o el editor gráfico Gimp, y hay montones de ellas. En internet incluso encontrarás versiones de aplicaciones comerciales muy conocidas, listas para ser instaladas en estos dispositivos.

¿Dónde centralizo mi trabajo en la nube?

En su momento, Francis Pisani ya habló de esta excelente aplicación 2.0 que es box.net, un punto de partida perfecto para trabajar online. La idea en la que se basa es tan sencilla como terriblemente efectiva: un espacio de almacenamiento en internet conectado a un gran número de aplicaciones online. ¿Cómo funciona? Tan sencillo como subir un archivo y editarlo con las numerosas aplicaciones online de terceros a las que accedes directamente. La única pega es que sólo tienes disponible gratis un gigabyte de capacidad, aunque probablemente muchos no necesiten más.

Ofimática en la nube

A día de hoy, la ofimática es el entorno de trabajo para el que existen más aplicaciones online, algo motivado en parte por la necesidad de disponer de una oficina móvil que no nos ate a un dispositivo físico. Veamos aquí los tres principales paquetes de herramientas ofimáticas para la nube: Google Docs, las herramientas de Acrobat, y Zoho.

- Google Docs integra un procesador de textos, una hoja de cálculo, y una herramienta para crear presentaciones. De entre todos los paquetes de ofimática online, se lleva la palma por varias razones: es veloz, ligero, gratuito, las aplicaciones están completamente adaptadas al castellano, y está muy integrado con toda clase de recursos en la red. Lo peor es que los tres programas que lo componen son un tanto limitados.

- Adobe explota en la nube el éxito de su marca Acrobat promocionando varios servicios online en acrobat.com. Desde esta web, podemos usar el procesador de textos Buzzword, trabajar en grupos de trabajo, crear archivos PDF, y compartir documentos. Lo mejor de todo el paquete es la excelente integración entre las distintas herramientas y la excelente interface 2.0 de los programas. Lo peor es que está completamente en inglés.

- Las aplicaciones de Zoho son unas viejas conocidas de la nube. Su sello más característico es que mantienen intacto el espíritu de muchos programas de escritorio, pues la verdad es que tanto su procesador de textos como su hoja de cálculo son bastante completos. Lo mejor es la velocidad con la que se ejecutan y la gran variedad de aplicaciones a las que tenemos acceso una vez nos creamos una cuenta, un paso que podemos ahorrarnos si estamos registrados en Google o Yahoo. Lo peor son las traducciones y el diseño de los entornos de trabajo, inefables.

Olvídate de Power Point

Si eres de los que con frecuencia realiza presentaciones y piensas que el mejor sitio para realizarlas y almacenarlas es la nube, no busques mucho. Slide Rocket es una impresionante aplicación con un diseño completamente adaptado a las pautas de la web 2.0. Nos ha impresionado por su velocidad de ejecución y la potencia de la que hace gala. El programa no tiene demasiado que envidiar al conocido Power Point ni a su competidor de Apple, el famoso Keynote con el que Steve Jobs realiza sus presentaciones de productos.

De hecho, la sencillez de Slide Rocket se nos antoja como una virtud frente al siempre engorroso programa de Microsoft (con cuyos archivos no tiene ningún problema para trabajar). Por otra parte, con esta aplicación podemos tener siempre a mano nuestras presentaciones en la red, además de insertarlas en nuestro blog, o difundirlas en redes sociales. Por otra parte, el optimizado diseño de la herramienta, mucho mejor que las que incluyen Google Docs o Zoho, parece delatar por dónde van a ir los tiros de ahora en adelante en la nube. Eso sí, si te acabas enganchando a él, ten en cuenta que existen tres versiones de este programa, y sólo la más sencilla es gratuita. Si pagas, incluso puedes descargarte una versión para escritorio.

Editores gráficos

Ya analizamos Photoshop Express y Picnik, las dos herramientas más populares para editar fotografías en la nube. Este tipo de programas, más que nada, están orientados a realizar sencillos retoques en las imágenes que difundimos por internet, siendo bastante útiles para realizar cosas como reencuadrar las fotografías que difundimos en un blog. Sin embargo, no conviene dejar de lado la aplicación Splashup, que es bastante ágil y tiene un excelente entorno de trabajo que recuerda bastante a los editores gráficos de escritorio. Además, cuenta con la posibilidad de trabajar con capas.

En este apartado, no queremos dejar de llamar la atención sobre Concept Share, un interesante editor especialmente diseñado para los que deben compartir en la red bocetos gráficos. Con él, si por ejemplo estás desarrollando una web, puedes realizar capturas fotográficas del aspecto de ésta y poner anotaciones sobre los distintos elementos que la componen. Posteriormente, podrás compartir en la red tus bocetos o imprimirlos.

Edición de vídeo

Pocos podrían sospechar hace unos años que las siempre pesadas herramientas para editar vídeo podrían un día trasladarse a la nube, y sin embargo, esto ya es una realidad. Evidentemente, no cabe esperar a día de hoy que los editores de vídeo online sirvan para otra cosa que no sea trabajar con los clips que capturamos, principalmente con dispositivos móviles y que difundimos por la red. Si éste es tu caso, la verdad es que estos programas son una gran alternativa a los editores de escritorio.

Posiblemente, el editor que incluye Jumcut, la red social de vídeo de Yahoo, es una de las mejores herramientas de este tipo. Nos permite usar las funciones esenciales para mejorar el metraje en bruto que hemos captado en un dispositivo móvil y colgarlo en la red. Para los que hayan editado vídeo con cualquiera de los programas de escritorio de Pinnacle, es recomendable echarle un vistazo al editor online de la comunidad virtual Pinnacle Share, pues básicamente está realizado a imagen y semejanza de los programas de escritorio de esta empresa, hoy propiedad de Avid.

¿Utilizas alguna otra aplicación online? ¿Trabajas con frecuencia en la nube? ¿Cómo es tu flujo de trabajo en la red? Cuéntanos tu experiencia.

........................

Fuente: Soitu 


Algunos artículos relacionados:

- Cloud computing: La computación del futuro  
- Cloud Computing - El nuevo desarrollo tecnologico  
- Introducción a Cloud Computing  
- Cloud Computing: Las TI como servicio  
- Muestra de 8 herramientas de Colaboración Online  
- Recursos para escritores y emprendedores on-line  
- Almacenamiento e intercambio de archivos en línea (online hosting & file sharing)  
- 42 sitios para tener tu oficina virtual  
- 21 aplicaciones web para su oficina virtual  
- Google para organizaciones sin fines de lucro  
- Seis alternativas gratis a Microsoft Office  
- Software libre como realidad en la pyme  

 

Tell a Friend

Imaginactivo - Villarrica Cultural - EcoVillarrica - Mi Facebook - Blog Networks - Delicious

|

Comentarios

canlı bahis sitesi, güvenilir canlı bahis siteleri

Responder
When people are sharing a good big laugh, they are in the moment of love, and truly in one with the higher Divine. He's starving for someone to tell him how to do better and what is really going on. Though advance technology is more difficult to understand but you can make it so easy by study a lot about the methods and techniques which is basic rule of using "photo retouching".
Responder
magnificent put up, very informative. I wonder why the opposite specialists
of this sector don't notice this. You must proceed your writing.
I'm sure, you have a great readers' base already!
Responder
It's difficult to find knowledgewble peeople
in this particular topic, but you sound like you know
what you're talking about! Thanks
Responder
Thanks to my father who shared with me on the topic of this blog, this weblog is in fact amazing.
Responder
Quality articles or reviews is the main to attract the users to pay a visit the web page, that's what this web site is providing.
Responder
This paragraph is actually a nice oone it assists new the web users, who are wishing iin favor of blogging.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar