google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

Creatividad e innovacion a partir de los viejos habitos


Management - Propuesta para relacionar hábitos con creatividad e innovación, aunque parezca un contrasentido

Los hábitos son una cosa curiosa, opinó esta semana en The New York Times la columnista Janet Rae-Dupree, pues los usamos sin pensar, con el cerebro en piloto automático y abandonándonos a la comodidad inconsciente de la rutina conocida.

Tal vez por esa característica de ausencia de esfuerzo, el hábito siempre ha tenido una connotación negativa, razona.

Pero los investigadores del cerebro han descubierto que cuando conscientemente desarrollamos nuevos hábitos, creamos senderos paralelos, y hasta células cerebrales totalmente nuevas que pueden llevar consigo nuestros pensamientos a través de sendas nuevas e innovadoras.

En lugar de dar por descontado que somos criaturas de hábitos incambiables, podemos dirigir nuestro propio cambio conscientemente desarrollando nuevos hábitos. En realidad, cuantas más cosas nuevas intentamos -o sea cuanto más nos alejamos de nuestra zona de comodidad - más creativos nos volvemos, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal.

Pero no es necesario matar los hábitos viejos; una vez que esos senderos trillados, que esos procedimientos están incrustados en el hipocampo, allí se quedan. En cambio, a los hábitos nuevos los incrustamos deliberadamente para crear sendas paralelas que sorteen las viejas rutas.

Rae-Dupree cita a Dawana Markova, autora de “The Open Mind” (La mente abierta) quien dice que “la primera cosa que necesita la innovación es fascinación y curiosidad”. Markova, quien además es consultora sobre cambio ejecutivo en “Professional Thinking Partners”, agrega que, en cambio, nos enseñan a decidir. Y decidir es matar todas las posibilidades excepto una. Un pensador innovador es aquel que siempre explora las muchas otras posibilidades, sostiene.

Todos nosotros abordamos los problemas en formas de las cuales somos totalmente inconscientes. A finales de los años 60 la ciencia descubrió que los humanos nacen con la capacidad de hacer frente a desafíos de cuatro formas principales: analítica, procesal, relacional (o colaboracional) e innovadora. Pero en la pubertad el cerebro cierra la mitad de esa capacidad, preservando sólo aquellos modos de pensamiento que parecieron más valiosos durante la primera década de la vida.

La actual importancia que se da a los tests estandarizados resalta análisis y procedimiento, lo cual significa que pocos de nosotros usamos nuestros modos colaboracionales e innovadores de pensar. “Decir que todos podemos hacer cualquier cosa”, dice M.J. Ryan, socia de Markova, “es una mentira que los norteamericanos hemos perpetuado, y que además siembra mediocridad. “Saber cuáles son las cosas en las que somos buenos y hacer más de eso, crea excelencia”.

Y aquí es donde entra la importancia de desarrollar nuevos hábitos. Cuando una persona piensa en forma analítica o procesal, aprende en formas diferentes de quien es inherentemente un innovador o colaborador. “Yo busco alguien que me enseñe cuando quiero aprender algo nuevo o desarrollar un hábito nuevo,” dice Ryan. “Otra gente lee un libro sobre el tema o se anota en un curso. Si usted tiene un camino de aprendizaje, úselo porque le va a resultar más fácil que crear un camino totalmente nuevo en su cerebro.”

Ryan y Markova identifican tres zonas de la existencia: comodidad, estiramiento y estrés. La comodidad es el terreno del hábito existente. El estrés ocurre cuando un desafío está tan alejado de la experiencia actual que se presenta como algo abrumador. Es en la zona del estiramiento en el medio - actividades que parecen un poco difíciles y poco familiares - donde ocurre el verdadero cambio.

“Cada vez que iniciamos un cambio, aunque sea uno positivo, activamos el miedo en nuestro cerebro emocional,” dice Ryan en el libro. “Si el miedo es demasiado grande, la respuesta es huir y abandonar eso que intentábamos hacer. Son los pequeños pasos (los de la técnica japonesa llamada kaizen) los que nos mantienen en el esfuerzo y con los que accedemos a nuestra creatividad.”

Posted by CEO mkt on Mayo 21st, 2008 in Investigacion, Management

...................

FuenteBlog MARKETING 
Ilustración: Habits 

Tell a Friend
Imaginactivo - Atina Chile - Villarrica Cultural - EcoVillarrica

|

Comentarios

There's a lot of cool characters, cute characters, ugly characters, tough characters, and cool characters. Darius' captain called for his troops to retreat, but Darius refused to accept such an act of cowardice. Over the course of the game you will come across summoner spells that you can utilize in battle.
Responder

La verdad nunca es la parte ni la sombra, la verdad es el todo. La verdad no son las palabras ni los pensamientos, es un misterio.

Las sociedades siempre están llenas de convencionalismos, ritos y creencias irracionales. La ciencia, las creencias y la cultura cambia de un momento a otro, la mente nunca dejara de correr.

Cada momento que se vivió fue el mejor, no podía ser de otra manera. Es la mente que hace comparaciones, califica y juzga; y siempre estará equivocada, sino como se daría paso a más progreso. Si la mente fuera certera, ya habría llegado, y la mente nunca llega, siempre tiene que hacer.

Nuestra cultura, creencias, moral siempre son regionales. Solo hace falta ver la proyección de dios que hace cada cultura. Siempre es a su semejanza, condición y conveniencia. Ningún dios con personalidad es universal.

-----------------

Luis Samanamud
www.cursosfacil.com

 

Responder

Solo hace falta mirar una planta, crece sin esfuerzo alguno, un niño es feliz, creativo y saludable sin esfuerzo alguno. Cuando los primeros pensamientos entran a su mente comienzan sus problemas porque es cuando se habitúa a las ideas impuestas por la sociedad, su familia y las personas cercanas.

 

Las reglas sociales son contrarias a la naturaleza, a lo natural, están hechas por una cultura de comodidad e intereses. El niño no sabe de miedos, pero entra en su mente la idea de miedo y su mente empieza a elaborar pensamientos.

 

Su naturaleza de alegría e inocencia es para crecer magnifico, saludable, rico, pero se le condiciona a unos hábitos que lo perjudican.

 

Algo tan obvio en la naturaleza no  es en nuestra cultura, algo tan tratado en las viejas culturas ahora es descubrimiento moderno,  es obvio que necesitan justificar su trabajo estas personas.

 

Un 100  pies pasaba tranquilo cuando de pronto una rana filósofo lo vio. La rana inmediatamente se planteo ¿Cómo hace para coordinar 100  pies si para mi mover 4 me trae problemas?

 

-Hey amigo 100 pies, ¿como haces para decidir que pie mover primero?

_Nunca lo había pensado, solo camino, es simple. Pero ahora que lo preguntas lo pensare.

 

Después de pensarlo, el 100 pies se dio cuenta que tenia un problema, no podía   moverse. Miles de pensamientos con decisiones de mover primero este u otro pie.

 

-Amiga Rana, ya lo pensé, y solo te digo una cosa, si vuelves a ver otro 100 pies no le hagas esa pregunta, porque lo matas!

 

-----------------

Luis Samanamud
www.cursosfacil.com 

 

 

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar