google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

Tecno-conscientes o zombies digitales: 10 claves de la transformación digital.

 

¿Tecnoconscientes vs zombies digitales? 

Por Jesús Martínez Marín. 

Trabajo Colaborativo. 

 

digital-zombies.jpg

 

Hace unos días, en la sección de tecnología de uno de los diarios más importantes en Cataluña, pasaba desapercibida una pequeña noticia, la cual, creemos, tiene implicaciones importantes en el debate entre tecnología y sociedad en el que estamos inmersos.

 

Este debate se podría plantear en forma de pregunta: ¿somos conscientes del mundo que se nos presenta a raíz del imparable impacto de la tecnología?

 

La noticia, concretamente, decía así: las tradicionales tertulias del viejo Bar Zúrich, en la esquina de Plaza Cataluña con la Rambla, estaban desapareciendo para dar paso a otro tipo de encuentros al otro lado de la Plaza , concretamente en la confluencia de paseo de Gracia con Plaza Cataluña. O sea, en los aledaños de la Apple Store.

 

Nuevos escenarios

 

Podría ser, esta anterior, una metáfora potente acerca de cómo, sin casi darnos cuenta, estamos siendo desplazados a nuevos escenarios en los que no habíamos pensado antes encontrarnos y, sin haber hecho siquiera, un mínimo planteamiento racional. Es como si la premisa de la facilidad -y la utilidad– tuviera su propia lógica la cual nos ahorrara cualquier otro debate.

 

Sirva esta anécdota para reflejar lo que ya hace tiempo que sabemos: los cambios tecnológicos preceden siempre a los sociales y culturales. Pero -y es el factor diferencial l de esta época en relación a pasadas- y teniendo en cuenta la exponencial aceleración tecnológica que se produce, constatamos que los cambios a los que como sociedad estamos asistiendo se producen de forma intensiva e ininterrumpida.

 

Con lo cual, la pregunta es ¿sirve ahora el mismo esquema de análisis tradicional que hemos venido usando? Veamos.

 

1. La fascinación por el crecimiento.

 

Durante muchos años, en esta época digital, no nos hemos podido resistir a la tentación de medir la velocidad del cambio tecnológico recurriendo a los números. Videos del tipo Did you know que se hacían virales y con una edición súper acelerada y una música envolvente, quedábamos impresionados.

También, y ya en ambientes más cultivados digitalmente, se recurría con frecuencia a mostrar la fascinación que nos producía la llegada de nuevos miles de millones a YouTube, Facebook, Twiter, Instagran o la red social de moda, etc.

 

2. Tecnofobia versus Tecnofilia

 

Y, frente a esto, se daban dos posturas en la sociedad. Era frecuente encontrar tecnófobos (aquellas personas que se resistían a darse por vencida s y tardaban años en adquirir un móvil, por ejemplo); y tecnófilos: también conocidos como geeks, que eran los que alardeaban de estar a la última en su sistema operativo, tener el móvil de mayores prestaciones o presumir del gadget más exclusivo.

 

3. Tecnopesimistas versus Tecnooptimistas

 

Posteriormente, con los años, y ya cuando la colonización digital fue un hecho, se dio paso a otro debate, quizás, más interesante. Eran los tiempos de los planteamientos tecnooptimistas frente a tecnopesimistas.

 

  • Aquellos que pensaban que el futuro digital nos depararía una sociedad llena de oportunidades emancipadoras, de participación democrática y del dominio de múltiples habilidades y áreas de conocimiento. Esta otra frase las subscribirían tecnooptimistas como Clay Shirky: cuantas más aplicaciones, más opciones.

 

  • En el otro lado, como decíamos, están los tecnopesimistas. Los más conocidos, quizás, pueden ser el Nicolás Karr de Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?’ con su tesis de que internet está erosionando la capacidad de controlar nuestros pensamientos y de pensar de forma autónoma.
    También, en esta categoría podíamos sumar también a Jaron Lanier con su obra Contra el rebaño digital, en la cual argumenta que la evolución de la Web 2.0 ha retrasado el progreso y la innovación y glorificado el colectivo a expensas del individuo

 

  • En un punto intermedio se encontraría Howard Gardner (el padre de la teoría de las inteligencias múltiples) que mucho más prudente, nos habla de retos formidables que tenemos planteados como sociedad.

 

Pero, estas dicotomías, en el momento actual, a la hora de explicar lo que está sucediendo en la sociedad a raíz del boom tecnológico ¿son adecuadas? ¿ reflejan bien todo lo que está sucediendo?

Tenemos la sospecha de que ya no se trata tanto de la intensidad del cambio y de la cuota de crecimiento de empresas y programas, como antes, sino de que hay alguna cosa más.

 

Nuevas tendencias

 

Veamos algunas nuevas tendencias que se manifiestan preponderantes en la actualidad.

 

1. Datificación.

 

Victor Mayer-Schönberger en su obra Big Data afirma que no existe un término adecuado para describir lo que está sucediendo ahora mismo, pero uno que ayuda en marcar los cambios es la datificación, concepto qué se refiere a recopilar información sobre cuanto existe, incluyendo cosas que modo alguno solíamos considerar información antes, como la localización de una persona, las vibraciones de un motor, etcétera.

Y, mas adelante, explica que en el siglo 20, el valor se desplazó de las infraestructuras físicas, como la tierra de las fábricas, a los intangibles, como las marcas y la propiedad intelectual. Éstos se expanden ahora a los datos, que se están convirtiendo en un activo corporativo importante, un factor económico vital, y el fundamento de nuevos modelos económicos.

Es el mundo del Big Data y del todo conectado y del todo ofreciendo datos . En los últimos años ha eclosionado. Los datos ya recogidos desde los múltiples dispositivos conectados que usamos, con los algoritmos adecuados, están dibujando y prediciendo perfiles y patrones conductuales que pueden ser desasosegante en caso de mal uso (Victor Mayer-Schönberger se refiere a ello como el lado oscuro del Big Data).

 

2. Robótica e inteligencia artificial.

 

Hace unos días, a propósito de la aparición de nuevos prototipos de robots para el sector de servicios a las personas, en el mercado japonés, se escucharon las primeras voces, desde postulados éticos, que abogaban por la necesidad de reivindicar el derecho a saber si en estos nuevos servicios estamos interactuando con un robot.

Ha sido en parte fruto de los resultados de los análisis de datos anteriores y de la evolución complejidad y sofisticación tecnológica, que estamos alumbrando escenarios en los que la inteligencia artificial se está mostrando con avances espectaculares. Campos como los de la seguridad, la medicina, el servicio a las personas, están ofreciendo un nuevo escenario impensable hace sólo unos años.

Ordenadores a disposición de las personas en muy pocos años, a un precio muy barato, y con un poder de procesamiento cercano al del cerebro humano van a ser posible en muy poco tiempo. Se dice también que los entornos de inteligencia artificial similares a Jarvis de Iron Man, podrían estar disponibles también en poco tiempo. Y lo que ya es más evidente y cercano, debido al vasto tamaño de la información, muy a menudo las decisiones sobre los datos no las tomaran los seres humanos, si no las máquinas.

Pero en cualquier caso, la afectación más importante, creemos, de esta transformación tecnológica que introduce la robótica está siendo la transformación del empleo. Se afirma, repetidamente, (Marc Vidal entre ellos) que vamos a entornos de empleo muy escaso, y que todo lo que puedan hacer las maquinas, lo harán. Se apunta a porcentajes cercanos al 40% de transformación de empleos actuales de humanos a máquinas.

 

3. El boom de lo colaborativo.

 

Tanto , desde postulados más tradicionales en lo que se refiere a la gestión del negocio (grandes compañías como Uber o Air BnB ) u otras de tipo más social y de intercambio, como Blablacar, las aplicaciones tecnológicas han modificado modelos de negocios que están cambiando rápidamente sectores de la economía mundial.

Pero, también aquí, se plantean dudas. Es frecuente encontrarnos con términos despectivos que hablan de la Uberizacion del mundo, como equivalente a precariedad y sueldos míseros de aquellos, que en la base, lo hacen posible.

 

Cuestiones para el debate

 

1. Tecnología y cambios

Gartner, el padre de las inteligencias múltiples, afirmaba en su obra Generación APP, que la tecnología modifica profundamente la naturaleza humana, sobre todo el pensamiento y conducta. Y tomando como ejemplo la imprenta con lo que supuso de debilitamiento del pensamiento religioso y el advenimiento, mas tarde, de la cultura de masas, en nuestro caso de mayor velocidad y penetración del cambio tecnológico, las pregunta que se plantean son de de este tipo :

  • ¿Estamos preparados?
  • ¿Somos conscientes.
  • ¿Cómo hemos de posicionarnos como sociedad y como individuos ante esta avalancha de cambio?
  • ¿Son los gobiernos o las personas los que hemos de planificar una agenda formativa de tecnoconciencia que complemente a la de tecnocompetencia?

 

2. Relaciones sociales

Ante la evidencia de sociedades cada vez mas duales: incluidos digitales frente excluidos; trabajadores substituibles por robots y los que no; entre las élites que acumulan los beneficios y los que aportan, entre mediadores con las maquinas y los usuarios finales, las preguntas son:

  • ¿Somos conscientes del mundo que nos espera después de la robotización del trabajo?
  • Ante una sociedad sin empleo debido a la penetración de la robótica y de la inteligencia artificial, ¿por qué no aparecen movimientos neoludistas?
  • Estamos a tiempo de un acuerdo global para regular el impacto de lo digital?
  • ¿Es deseable esta intervención? ¿Es posible en un mundo tan atomizado y segmentado con intereses tan contrapuesto?

 

3. Economía

En el mundo de la economía colaborativa, vista las diversas tendencias que se adivinan:

  • ¿Acabaron siendo preponderantes las propuestas de las grandes corporaciones en detrimento de aquellas de corte más de intercambio de base y local?

 

4. Personas

Y la pregunta final:

  • ¿la dicotomía en el futuro va a ser la división entre personas tecno conscientes y personas tecnoinconscientes o zombies digitales?

 

Jesus Martinez Marin

2015/06/12

 

Jesus Martinez Marin

Desde el 2005 trabaja como Responsable de nous projectes educatius en el Centre d’Estudis Jurídics i Formació Especialitzada del Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya. Desde el 2006 hemos apostado por impulsar comunidades de trabajo y aprendizaje colaborativo en el entorno público. El programa Compartim es un fruto de todo ello. Tambien, y a partir de 2012, se encarga de la formación general y directiva.

Soy de formación psicólogo (1984 UAB y master en criminologia (1989 UAB) y en Sociedad de la Información y el Conocimiento ( 2007 UOC).

 

Licencia:

No especificada.

 

------------------------------

 

Fuente: Trabajo Colaborativo

Imagen: Digital zombies

 

Tell a Friend ....

 

Del mismo autor:

Jesús Martínez Marín:
- Tecno-conscientes o zombies digitales: 10 claves de la transformación digital
- La conversación como aprendizaje corporativo: 3 razones y 3 estrategias 
- Creatividad: 3 estrategias para incrementar la serendipia en las organizaciones

 

Artículos relacionados:

- Tecno-conscientes o zombies digitales: 10 claves de la transformación digital  
- Reseña del libro "Knowmads. Los trabajadores del futuro", de Raquel Roca
- Nuevo management: Los 10 paradigmas culturales y sociales de la era digital
- Revolución digital. Los 12 paradigmas del ciudadano global del siglo 21  
- Gestión del Cambio: 5 prácticas para la transformación organizacional
- Rohit Bhargava: Cómo predecir el futuro observando las tendencias No Obvias
- Estrategia de 10 pasos para convertir la transformación digital en innovación
- Gestión del cambio. Cambiando la mentalidad zombie con nuevas estrategias

 

Sígueme en: Twitter - Facebook - Google+ - Delicious - Blogalaxia - Bitacoras.comNetworkedBlogs - My Twitter Times - Paper.li 

  

Etiquetas en Bitacoras.com: , , , , , , , , , , , ,

  

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar