google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

De trolls, parásitos y demás. 3 tipos de personas tóxicas y cómo enfrentarlas.

 

De trolls, parásitos y demás.

Por Isabel Iglesias.

Descubriendo Talento.

 

toxic-writting.jpg

 

Desde que abrí el blog hace un año y medio ya, he pasado por diferentes fases: Algunas muy bonitas de sentirme muy feliz con los comentarios que recibía y como iban funcionando los posts. Y otras donde, no se por qué razón, me llovían las críticas y los comentarios poco agradables.

 

En ocasiones he sentido verdaderas ganas de cerrar el blog y quitarme de encima trabajo y poder dedicárselo a mi familia. A veces me he llegado a plantear para qué tanto esfuerzo y trabajo, para qué volcar mis reflexiones mis opiniones sobre los RRHH, las personas, lo que para mí es talento o lo que suponen las redes sociales.

 

Curiosamente cada vez que paso por una de estas fases de “lo mando todo a freir espárragos”, suelo coincidir con alguien que me recuerda, con sus palabras y su agradecimiento, por qué escribo y eso me hace tomar fuerzas para seguir adelante.

 

Si hay algo que he aprendido a lo largo de los años es que no se puede caer bien a todo el mundo y que siempre habrá alguien que no le resultes simpático, agradable o simplemente le parezcas un petardo de persona. Eso es algo que tuve muy claro desde el momento que ELEGÍ, y lo pongo en mayúsculas porque fue mi elección, exponerme al mundo con todo lo que eso implicaba.

 

Lo cierto es que en este tiempo me ha llamado la atención ciertos personajes que pululan por las redes de forma intermitente sin otro ánimo que el de desprestigiar, criticar por criticar o simplemente decir a todo “no estoy de acuerdo” sin dar más explicaciones.

 

La pregunta que suele hacerme en estos casos es ¿qué aportan estos personajes? porque parto de las base que la esencia de las redes es aportar al conocimiento colectivo. ¿O quizás no?

 

Tres tipos tóxicos

 

Me vais a permitir que haga una breve pero creo que interesante clasificación de este tipo de personas en base a su ACTITUD en las redes:

 

Los que comparten poniendo siempre un “pero” o haciendo algún comentario de tipo negativo:

“Comparto esto PERO no estoy del todo de acuerdo”. Cuando leo esto suelo preguntarme “¿Y por qué lo compartes?”. Personalmente no comparto nada con lo que no esté de acuerdo. Al fin y al cabo todo el contenido que estamos subiendo a la red habla, y mucho, de nuestra marca personal.¿Acaso subirías tu algo que fuese en contra de tus ideas o principios?. En estos casos es fundamental ser coherente con lo que decimos y hacemos.

 

Los que se dedican a criticar lo que has escrito sin dar ningún tipo de argumento:

Desde que abrí el blog sólo he borrado un comentario y ha sido porque era claramente ofensivo. Pese a tener la moderación de comentarios no soy partidaria de eliminar aquellos que no sean positivos o que no me traten con cariño. Creo que es justamente eso lo que hace que un blog crezca y se “haga mayor”. Sería muy aburrido si todos los que me dejasen comentarios fuese para decirme que soy fantástica y que están de acuerdo con lo que escribo. Lo que enriquece un blog es el intercambio de información donde se puedan ver diferentes puntos de vista. Con lo que no estoy de acuerdo es con comentarios que descalifican sin mas, sin aportar un punto de vista diferente.

 

Los que aprovechan tus tuits, aportaciones en facebook, LinkedIn… para hacerse autopromoción o hablar “de lo suyo” y así se garantizan un cierto público:

Existen ciertas personas que aprovechan cualquier entrada para dejar un enlace a algo que han escrito o publicado. No critico el hecho de aportar un link siempre y cuando tenga que ver con el asunto en cuestión. Ahora bien, he visto casos donde lo único que quieren es autobombo o hacerse publicidad, independientemente del contenido de la entrada. Este tipo de comportamientos son claramente indentificables como SPAM.

 

Tres actitudes claves

 

Cada vez que me encuentro con alguna de estas criaturas pienso en todo lo que he aprendido de las redes en este tiempo y de lo que para mí son los principios básicos si uno quiere tener una marca personal sólida:

 

En las redes se está porque uno quiere estar:

Nadie está obligado a estar en una red social ni a aportar contenido. Es lo bueno que tiene. Tu decides si quieres estar o no. Tan buena es la decisión de estar como la de no estar.

 

La razón de ser de las redes es la interacción y el intercambio de conocimientos:

Eso significa que en la red se generan una serie de relaciones informales que están regidas por  reglas no escritas que la mayoría de los usuarios cumplimos. Esas reglas no escritas son las que hablan de gratitud 2.0, de generar contactos que luego pasan al 1.0, de aceptar nuevas ideas… todo desde el máximo respeto.

 

Ser la misma persona en el 2.0 y en el 1.o:

Por mucho que algunos lo intentan, es bastante complicado inventarse un personaje que no es y representarlo las 24 horas del día, los 365 días del año. He tenido la gran fortuna que hasta la fecha, todas las personas que he conocido en el 2.0 y luego he desvirtualizado, han superado incluso la imagen que me había creado de ellas. Y eso ha sucedido porque no han pretendido ser alguien que no son.

 

Consejos

 

Cuando alguno de estos trolls o parásitos 2.0 se instalan en tu blog o en tu time line sólo queda tener paciencia y esperar a que se canse. Intentar jugar a su mismo juego es una batalla claramente perdida y suelen ser muy habilidosos en lo que se refiere a aparecer como víctimas.

 

Si has tenido la ¿buena? o ¿mala? suerte de tener uno, sólo puede decirte que posiblemente tengas algo que ellos no tienen y que quieren tener con todas sus fuerzas.

 

Isabel Iglesias

23 junio, 2014

 

Licencia:


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

 

------------------

 

Fuente: Descubriendo Talento  

Imagen: Toxic writting  

 

Tell a Friend ....

 

Artículos relacionados:

 

- De trolls, parásitos y demás. 3 tipos de personas tóxicas y cómo enfrentarlas
- Gente tóxica: Los 7 hábitos de la gente altamente negativa y cómo evitarla
- Netiquette: Ocho malas prácticas en Twitter que deberías evitar
- Redes sociales. 10 errores a evitar en tu reputación online 
- Desarrollo personal: Cambia el chip: de 'Sabelotodo' a 'Aprendelotodo' 
- El "posi-tuit-vismo". Superficialidad y positivismo en 140 caracteres 
- Gente buena y gente tóxica, energía negativa y sociedad insolidaria 
- Las 14 reglas no escritas de la interacción entre amigos en Facebook 
- Gente tóxica: El síndrome de Dunning-Kruger de los que se creen superiores
- Desarrollo personal. Vigilemos nuestra posible toxicidad
- La sociotontería en la era del autobombo y la superficialidad
- Comunicación interpersonal: ¿Por qué utilizamos tanto el 'Sí, pero'? 
- Netiqueta en blogs, Twitter y Facebook, ¿cómo comportarse?  
- Cómo controlar estos 10 comportamientos molestos en Twitter
- Ciberbullying. Cómo ponerle límites a los acosadores online

 

 

Sígueme en: Twitter - Facebook - Google+ - Delicious - Blogalaxia - Bitacoras.comNetworkedBlogs -  My Twitter Times

 

Etiquetas en Bitacoras.com: , , , , , , ,

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar