google-site-verification: google63abd9e39bc69d20.html

5 juegos emocionales tóxicos que usan los manipuladores para atraparnos.

 

Los 5 juegos emocionales más tóxicos.

Por Javier Carril.

Motivación y Más.

  

manipulation-games.jpg

 

Javier Carril analiza lo que le cuestan a nuestras relaciones personales y profesionales algunas trampas que provocan nuestras necesidades emocionales.

 

¿Qué son los juegos emocionales tóxicos?

 

Son trampas en las que nos metemos, a veces sin ser conscientes, o en las que involucramos a los demás, generando mucho sufrimiento y desmotivación. El origen está en las necesidades emocionales que no sabemos cómo satisfacer de forma madura o productiva, y entonces las tratamos de cubrir a través de dichos juegos, complicando nuestras relaciones personales y profesionales, generando dependencias tóxicas y obstaculizando la comunicación efectiva con los demás.

 

El origen está en las necesidades emocionales que no sabemos cómo satisfacer de forma madura o productiva.

 

En ocasiones, las personas no se dan cuenta de que están utilizando estos juegos manipuladores y emocionalmente inmaduros. Y creen que tienen legítimo derecho a actuar de esa manera. En estos casos, es aún más peligroso porque los jugadores emocionales no son conscientes de su dañina conducta.

 

Asimismo, es importante que conozcamos dichos juegos aunque nosotros no los utilicemos, porque de lo contrario vamos a ser manipulados y contaminados por las personas que practican estos juegos emocionales. A continuación detallo cuales son:

 

1. El victimismo.

 

Las personas que adoptan una actitud de víctima están evadiendo la responsabilidad de sus emociones y decisiones, ya que culpan a los demás de sus problemas, echan balones fuera y siempre consideran que los demás están equivocados, presentándose como pobres víctimas que han sido injustamente tratadas por otras personas o por la vida.

 

Expresiones típicas son: “Siempre tengo que sacrificarme yo”, “Qué injusta es la vida conmigo”, “Mi jefe tiene la culpa de todo”.

 

Curiosamente, las personas que juegan a hacerse la víctima de todo son muy egocéntricas, porque lo que quieren es ser siempre el centro de atención, y además, creen que tienen la razón. Obviamente, tienen una necesidad exagerada de atención, pero no son capaces de pedirla de forma madura y asertiva.

 

2. El resentimiento.

 

Normalmente, las personas victimistas terminan teniendo una visión muy negativa del mundo y de los demás. Como creen que todo el mundo es injusto con ellas, y que ellas siempre lo hacen bien, desembocan en el segundo juego emocional: el resentimiento, que implica estar esclavizado por el pasado, ya que el origen es una situación o decisión sucedida en el pasado.

 

Cuando nos creamos unas expectativas demasiado elevadas de los demás o de una determinada situación, entonces el desengaño está garantizado. Es entonces cuando nos anclamos en la rabia y nos encarcelamos en la prisión del rencor hacia dichas personas.

 

3. El verdugo.

 

En la cadena de juegos emocionales, una víctima resentida tiene todas las papeletas para explotar en cualquier momento. De pobre víctima lamentándose de lo malos que son los demás, pasa a ser una fiera agresiva que se comporta de manera violenta con otras personas, normalmente en una posición de debilidad (los colaboradores de su equipo, o incluso sus hijos).

 

Esa violencia no es necesariamente física, puede manifestarse a través de chantajes emocionales, reproches, malas caras, gritos y broncas. Lo curioso es que cuando han explotado, muchas veces vuelven a adoptar el papel de víctima.

 

4. La culpabilidad.

 

Es curioso cómo fácilmente una persona va pasando por los diversos juegos emocionales. Muchas veces, cuando han caído en el modo agresivo del verdugo, cuando ha pasado la tormenta, se sienten culpables por haber gritado o maltratado a personas inocentes, y a veces queridas.

 

Entonces se sienten atormentadas por la culpa y la tristeza, surgen los remordimientos por no haber actuado de manera correcta. Es otra carcel emocional, que nos incapacita y deteriora nuestra auto confianza.

 

5. La resignación.

 

Finalmente, puede que una persona que haya pasado por los 4 juegos anteriores, termine en la resignación, que tiene que ver con rendirse, con tirar la toalla. Es como si no tuvieran más energías ni recursos para poner orden en su vida o en su trabajo.

 

Así que se sienten incapaces y su autoestima se hunde. La resignación deriva a su vez en el victimismo, y así vuelven a empezar con el círculo vicioso emocional.

 

Si detectas que adoptas alguna de estas trampas emocionales o que alguien las utiliza contigo, sal del círculo inmediatamente.

 

La clave es comunicar tus necesidades emocionales de forma clara y honesta (necesidad de ser escuchado, de ser respetado, de ser aceptado y querido, necesidad de sentirse seguro, etc.) o bien, empatizar con las necesidades de la persona que está metido en la trampa, para tratar de generar una relación positiva y madura.

 

Javier Carril | Madrid - 21 de abril de 2014

 

@JavierCarril

Conferenciante y escritor.
Socio de Execoach.

www.javiercarril.com

 

Licencia:

Copyright 2014 © MotivaciónyMas

 

-------------------

 

Fuente: Motivación y Más 

Imagen: Manipulation games  

 

Tell a Friend ....

 

Artículos relacionados:

 

- 5 juegos emocionales tóxicos que usan los manipuladores para atraparnos
La manipulación: Características de 6 tipos de manipuladores y manipulados  
- Los 7 hábitos de la gente altamente manipuladora y 8 consejos para tratarla
- 12 secretos del poder manipulador: Tácticas para evitar el odio de los subalternos
- Como identificar y tratar a los 8 tipos de "mejores enemigos" en tu trabajo
- La adulación manipuladora. 5 razones para cuestionar falsos elogios
- Psicología inversa: 10 hábitos de las personas altamente miserables
- Los métodos de manipulación: Desde la propaganda hasta la videocracia
- Gente tóxica. La manipulación y 14 tácticas de las personas manipuladoras  
- Las 8 claves que delatan a charlatanes, vendeburros y otros embaucadores
- El lado oscuro del liderazgo: Once formas de manipulación
- Cómo gestionar a los 7 tipos de gente tóxica que hay en tu organización
- Mentiras: Los signos verbales, gestuales y físicos que delatan a un mentiroso
- Cómo evitar la manipulación: Argumentos y falacias  
- Decálogo de la manipulación estratégica
- Cómo cortar los hilos de la manipulación
- Las 9 técnicas de manipulación usadas en las organizaciones

 

 

Sígueme en: Twitter - Facebook - Google+ - Delicious - Blogalaxia - Bitacoras.comNetworkedBlogs -  My Twitter Times

 

Etiquetas en Bitacoras.com: , , , , , , ,

 

 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar